Cómo abrir un candado fácil y rápido aunque no tengas llave

Cómo abrir un candado fácil y rápido, aunque no tengas llave

¿A cuántos de nosotros se nos ha extraviado la llave de un candado? Seguramente estarás pensando que te ha ocurrido en más de una ocasión y que por tal motivo, has terminado contratando a más de un cerrajero. Estas situaciones resultan sumamente latosas; no sólo nos generan gastos extras, sino que perdemos tiempo, arruinan nuestro humor y para colmo, al final nos damos cuenta de que podíamos resolverlo nosotros mismos.

Pero, aún y cuando solemos tener inconvenientes con estos pequeños objetos, no podemos dejar de utilizarlos. Los candados nos proporcionan seguridad de que los elementos que se encuentran tras su protección, se mantendrán resguardados del acceso de intrusos o ladrones; por lo que estarían protegidos contra robos, hurtos, vandalismos o sabotajes.

Es así como los candados forman parte de nuestra vida cotidiana; los empleamos diariamente en más de un espacio de nuestro hogar, trabajo y pertenencias. Este motivo ha generado la reinvención del mismo, por lo que actualmente existe una gran variedad de modelos de candados. Los más grandes se suelen utilizar para bloquear las rejas metálicas que cierran los negocios, los modelos tradicionales que generalmente utilizamos en casa para bloquear estantes o los más pequeños para asegurar el equipaje.

Existe un mundo entero alrededor de los candados en cuanto a sus tamaños, modelos, materiales y componentes. Por este motivo, cuando necesites comprar uno, primero estudia el dónde deseas colocarlo, el tamaño del objeto que será resguardado y cuál es el mejor modelo para tal tarea.

Abrir un candado: Consideraciones iniciales

Son varios los motivos que te pudieron traer hasta este artículo: perdiste la llave de tu candado, se ha quedado trabado y no abre porque es muy viejo, se quebró la llave dentro del rotor y así, muchos más. Sea cual sea el motivo, lo principal es que antes de aplicar una de las opciones que te enseñáremos en este artículo, pruebes con técnicas menos invasivas como el uso de ganzúas o método bumping. En caso de que ya hayas intentado todas estas opciones sin éxito, solo queda romper el candado; que es lo que haremos más adelante.

Tras evaluar detenidamente nuestro candado y determinar que es imposible abrirlo sin romperlo, utilizaremos dos métodos que traen resultados muy rápido y sobre todo, fácil. Hablamos del uso del taladro y de la cizalla. En ambos casos, tendrás que reemplazar el candado por uno nuevo si deseas mantener resguardada su propiedad.

Antes de pasar al paso a paso; queremos aclararte de que no todos los candados pueden abrirse con cizallas, existen candados llamados anti-cizalla o anti-palanca, los cuales están especialmente diseñados para que no puedan ser cortados con estos objetos. De igual manera ocurre con el taladro, aunque es poco común, algunos candados no pueden ser abiertos de esta manera.

De cualquier manera, en el presente artículo te enseñaremos cómo abrir un candado utilizando dos técnicas sumamente fáciles y rápidas, aunque no tengas llave. Con las que podrás salir airoso de una situación frustrante. ¡Muy bien, comencemos!

Cómo abrir un candado fácil, rápido y sin llave

Si te resulta imposible abrir tu candado y necesitas romperlo, estos métodos se serán de muchísima utilidad. Para llevarlos a cabo, sólo necesitarás de tener las herramientas adecuadas y de utilizar un poco de fuerza bruta. Conozcamos entonces estas técnicas:

MÉTODO #1 Cizalla

Las cizallas son herramientas que no solemos tener en nuestros hogares. Generalmente se utilizan para cortar metales, aunque también pueden emplearse con plástico o madera. Estas herramientas consisten en una especie de tijeras de gran tamaño, cuya función es cortar en dos, el objeto que se coloque dentro de sus cuchillas. Al igual que los alicates o tijeras, las cizallas cortan tras haber realizado la presión necesaria entre sus dos mangos.

Posiblemente, este sea el método más sencillo para abrir un candado y aunque no lo creas, muchas personas lo pasan por alto. La cizalla funciona tan eficientemente, porque ataca el punto más débil del candado: su arco.

Para abrir un candado con cizalla necesitarás:

  • Cizalla
  • Guantes de trabajo
  • Gafas de protección

Paso único: Para abrir un candado utilizando una cizalla, bastará con “picar” el arco del candado. Necesitarás utilizar bastante fuerza, pero la acción no se aleja nada de cortar un hilo con una tijera.

Importante: Considera los factores que intervendrán cuando vayas a utilizar la cizalla, como por ejemplo la calidad del candado y la calidad de la cizalla.

Recomendación: Si deseas comprar una cizalla pequeña podrías optar por una Rolson de 450mm. Si te gustaría tener una con capacidad de corte de 160kg deberías elegir una STANLEY de 900mm. Pero si quieres una que abra cualquier candado sin importar su tipo, la Record de 915mm es para ti.

MÉTODO #2: Taladro

Abrir un candado utilizando un taladro eléctrico, es un método clásico que no pierde la vigencia. Funciona de una manera realmente simple: la broca perfora el mecanismo de seguridad del candado o el rotor y éste se abre.

Para abrir un candado con un taladro necesitarás:

  • Taladro eléctrico
  • Brocas para taladro: 3mm (1/8”), 25mm (1”) y 7mm (1/4”); dependiendo del tamaño del candado
  • Lubricante sintético
  • Guantes de trabajo
  • Gafas de protección
  1. Rocía lubricante en toda la cerradura, valiéndote de la delgada pajilla que trae el aerosol. Lo ideal es que el líquido penetre en todo el mecanismo, lo notarás ya que saldrá un poco del otro lado.
  2. Coloca en el taladro una broca de 3mm, de esta manera crearás un punto de inicio con el que te resultará más sencillo aumentar el tamaño de las brocas.
  3. Ubica la broca en el ojo de la cerradura y con mucho cuidado, taladra lentamente. A medida que vayas avanzando y la cerradura se vaya destruyendo, el candado se abrirá. Recuerda agregar un poco más de lubricante a la broca cada pocos segundos, para evitar que se sobrecaliente.

Importante: Antes de taladrar, revisa la condición del candado. Si se encuentra oxidado, posiblemente te resulte imposible abrirlo utilizando este método. Por otro lado, muchos candados con combinación poseen un mecanismo anti-taladro.

Recomendación: Aumenta el tamaño de las brocas gradualmente, de esta manera te cerciorarás de realizar un buen trabajo y estarás cuidando tus herramientas.

AVISO IMPORTANTE

El objetivo de este artículo es proporcionarle una alternativa sencilla y gratuita a personas que necesitan abrir un candado, con el fin de solventar un inconveniente.

Aplica esta técnica sólo en candados de tu propiedad o bajo la autorización explícita de su dueño. Recuerda que el daño a la propiedad privada, el hurto, robo o la apropiación indebida; son delitos penales.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.