Como abrir un candado con ganzúas

Los candados fueron los primeros objetos destinados a brindar seguridad en la historia de la humanidad, es decir, estos artefactos pequeños y pesados existen desde hace años o más bien siglos. Y, de alguna manera se hicieron imprescindibles en nuestros espacios de convivencia.

Su objetivo es resguardar lo que consideramos como bienes valiosos o preciados, pero, ¿qué pasa si, por algún motivo, no podemos abrir el candado y sacar nuestros objetos? Pues, existe una infinidad de técnicas que puedes aplicar por ti mismo, así que prepárate porque hoy aprenderás cómo abrir un candado con Ganzúas.

Tipos de candados

Antes de dar cualquier paso, es importante conocer más sobre el candado que tienes en casa y que necesitas abrir. Toma en cuenta los tipos y las funciones que cumplen, porque si de algo estamos seguros es de que existen muchos modelos que pueden ser considerados buenos o malos, pero la verdad es que solo hay que saber elegir el indicado para cada función.

Candados con combinación

Estos candados son los que apreciamos en las valijas, por ejemplo. Ya que contienen una serie de números que puedes ir rotando de acuerdo a la contraseña que imponga el dueño. Son de metal y complejos.

Candados tradicionales o de llave

Los candados tradicionales son comunes de tener en casa, y podemos hallarlos en variedad de tamaños. Suelen ser bastante clásicos y pesados, pero conservan la calidad mientras cumplen la función para la que fueron hechos.

Candado general

La peculiaridad de estos candados está en que los podemos encontrar agrupados, es decir, en un paquete con un mínimo de 4 en los cuales va alternando el tamaño, y con él, el nivel de seguridad que puedan brindarnos. Son fáciles de identificar; con solo observar la argolla que engancha en el cierre basta.

Candado versátil

Es llamado de esta manera porque su mecanismo de seguridad es universal. Es decir que al llevarlo a un profesional de la cerrajería este podría hacerlo abrir con cualquier llave, incluso, tú mismo podrías abrirlo con algunos métodos.

La ganzúa, amiga fiel de la cerrajería

Todos sabemos que las ganzúas son herramientas manuales exclusivas para la cerrajería, ya que permiten abrir una cerradura o candado sin necesidad de tener llaves. Es por esto que vamos a mostrarte técnicas que puedas emplear al momento de necesitar abrir un candado con este elemento.

El paso a paso para abrir un candado con ganzúa

  • Lo primero que se hace en estos casos es introducir la llave tensión en la línea de corte del candado, que no es más que la ranura central. La llave debe hacer presión siempre en dirección de las agujas del reloj, ya que es en esa dirección que abre el candado.

Se presenta el caso de que abre en sentido contrario, si no estás seguro, prueba hacerlo en ambos sentidos, sabrás cual es el correcto cuando sientas más presión de un lado que del otro.

  • Encajas la ganzúa por la misma ranura, con un movimiento rápido, con esto no quiero decir rústico o agresivo. Eso sí, no dejes en ningún momento de aplicar presión con la llave.
  • Una vez que la ganzúa esté dentro, trata de ubicar los pistones o pasadores con la misma herramienta. Por lo general, los candados tienen entre 5 o 6 pistones, dependiendo de su origen.
  • Ya ubicados, aplicas más presión con algunos movimientos más precisos con la llave de tensión, mientras que con la ganzúa vas ingresando al fondo del orificio con tal de ir desbloqueando los pistones.

Un indicativo clave de que vas por buen camino es el sonido universal que hacen los mecanismos de seguridad cuando están abriendo, el famoso clic o chasquido. Si es el caso y lo escuchas, son excelentes noticias que quieren decir que ya estás a punto de abrir el candado.

Alternativas con ganzúas caseras

Por lo general no tenemos a la mano un Kitt de ganzúas, bien sea por qué no trabajamos con herramientas de este tipo, o porque simplemente no nos interesamos en adquirir unas como medidas de prevención.

Bueno, lo positivo es que podemos acudir a otras opciones de herramientas que reemplazan a las ganzúas y son igual de efectivas. Solo debes ubicar algunos objetos de uso diario en el hogar.

Te estarás preguntando, ¿qué es exactamente? Nos referimos a elementos tales como: clips, navajilla, varillas de paraguas que ya no usas o un simple gancho u horquilla que sirve para recoger el cabello.

Para transformar un objeto de estos en una ganzúa el proceso es fácil y práctico. Una vez que tengas el material (Clips y pinzas) solo debes:

  • Tomar dos clips y estirarlos hasta donde se pueda, que queden de un largo y rectitud casi perfecto. Es primordial que los clips sean duros y flexibles a la vez, para que puedan ser moldeados y cumplan la función de abrir un candado.
  • Luego, debes aplicar una forma en uno de los extremos superior del clip, haciendo de ella una curva; esa es la que se quedará en tus manos y facilitará el trabajo. Mientras que el otro extremo será el que se insertará en la ranura central del candado. Esta será nuestra llave de tensión.
  • Ahora, con el otro clip se realiza la ganzúa, desplegando la parte larga del clip en un par de ocasiones hasta que se vea la parte estirada, esta irá al interior del candado. Hazlo con delicadeza, recuerda que no queremos dañar el trabajo antes de empezar a aplicar la técnica como tal.

Hecho esto, ya podemos presumir que tenemos una ganzúa casera elaborada con nuestras propias manos. El procedimiento a aplicar es el mismo que si contaras con las piezas reales.

Considera que:

  • Aunque no parezca, el ciclo de vida de los candados también es importante. Suele pasar que por años de uso y otros factores, dejan de funcionar plenamente.
  • Bríndales cuidados especiales, evita la exposición severa al sol y al agua.
  • No trates de abrir un candado ajeno, no olvides que actos así son delitos que pueden incurrir en cárcel.

Un comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.